Seleccionar página

Respirar para calmar la mente

Respirar para calmar la mente

Respirar para calmar la mente… nada más y nada menos. Todos respiramos de forma inconsciente, pero pocos conocen los beneficios de controlar nuestra propia respiración.

Respirar de manera tranquila, realizando inhalaciones y exhalaciones profundas calma nuestra mente y nuestro cuerpo.

Respirar es una parte esencial del mindfulness, simplificando mucho, muchísimo, donde nos concentramos en el momento presente, en la acción misma de respirar.

Existen estudios científicos que demuestran los beneficios de respirar de manera consciente: reduce el estrés, la depresión y el dolor, regula la presión arterial, refuerza el sistema inmunitario, mejora la memoria y la atención, ayuda a tratar desórdenes alimenticios, adicciones…

Respirar en el Mindfulness: en qué consiste

El mindfulness o atención plena consiste en prestar atención al momento presente de forma intencionada y sin juzgar.

Nuestra mente es como un mono saltarín, que va sobretodo a dos sitios: a pasado, recordando qué pasó, que nos dijeron, qué dijimos… al futuro, anticipando qué pasará, qué nos dirán, qué haremos.

Respirar para calmar la mente nos permite enfocar las situaciones de una forma más serena, sin sobresaltos .

Ante una situación de estrés (y esto lo decide uno mismo, cada uno siente qué es lo que le condiciona) es bueno encontrar 3 minutos para practicar este sencillo ejercicio, buscar un lugar para descansar o incluso caminar por el bosque. Te recomendamos que lo intentes y verás los resultados.

respira..mindfulness

Antes de empezar

Si te animas a hacer esta práctica, un consejo: simplicidad. No te compliques con cojines de meditación, un lugar perfecto, etc. Si tienes dudas de cómo hacerlo, hazlo de la manera más simple que se te ocurra.

Práctica 1: atención a la respiración

Esta práctica es muy sencilla y muy efectiva. Puedes practicarla como una meditación, dedicando un tiempo a ello en un momento del día, o puedes practicarla en cualquier momento y cualquier situación, te ayudará a volver al aquí y ahora.

Consiste en lo siguiente:

  1. Haz tres respiraciones profundas, cogiendo todo el aire que puedas por la nariz y soltándolo por la boca.
  2. Elige una parte de tu cuerpo en la que notes la respiración: puede ser la punta de la nariz, el pecho, el vientre o cualquier otro punto.
  3. Centra tu atención ahí. Nota los efectos que produce el aire al entrar y salir de tu cuerpo. Como se eleva tu pecho o tu vientre, como roza el aire al pasar por tu nariz, por ejemplo.
  4. No modifiques la respiración, sólo observa y respeta cómo es en cada momento.
  5. Si de pronto algo te distrae (un pensamiento, un ruido, una sensación…), vuelve a dirigir amablemente la atención a donde estaba y continúa sintiendo tu respiración. Cada vez que te alejes, vuelve a ella.

Eso es todo. Esta práctica base practicada todos los días marcará una gran diferencia en cómo te sientes.

respira, mindfulness

 Si necesitas más razones para convencerte, aquí os dejamos con 12 razones por las cuales debes probar el mindfulness.

Sobre el Autor

Belleza Saludable

Blog de belleza y salud, trucos y consejos de belleza saludable basados en una filosofía de sostenibilidad y respeto al medioambiente. Alimentación, deporte, cuidados y más. NO PLANET "B".

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOBRE LA POLÍTICA DE COMENTARIOS:

Responsable: Belleza Saludable | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!

Pin It on Pinterest

COMPARTE!

Compartir es AMAR.

Shares